Saltar al contenido

Ejercicios para el bebé

ejercicios-bebe

Los bebés también necesitan ejercitar sus músculos, pero sin que esto signifique que lo debas forzar a realizar tareas muy complicadas. Con ejercicios simples, estarás ayudando a tu bebé a conocer mejor su cuerpito y a mejorar sus movimientos para que luego pueda caminar y moverse con más seguridad. Estos ejercicios, se pueden realizar desde el tercer mes del bebé.

Uno de los primeros ejercicios que el bebé puede practicar, es bastante sencillo y servirá para fortalecer sus brazos, antebrazos, hombros y pecho.  Se trata, simplemente, de:

  • Con el bebé recostado de espaldas, moverle suavemente los brazos, primero en cruz, luego arriba, abajo, hacia adentro, etc. Puedes variar, primero los brazos juntos, y luego por separado. Si el bebé ofrece resistencia, comenzar con menos movimientos; pero, por lo general, agradecen la atención y hasta les parece divertido.

Para fortalecer la espalda, el cuello y los hombros, existe esta otra variación:

  • Con el bebé recostado boca abajo, llevar los brazos del bebé hacia delante, con las palmas enfrentadas. Al realizar este movimiento, extenderá el cuello y levantará la cabeza, así que puedes hacer más divertido el ejercicio mostrándole un juguete o a una persona conocida en cada movimiento.

Para fortalecer las piernas y toda la parte inferior, se puede hacer el siguiente ejercicio:

  • Con el bebé recostado de espaldas, flexionar las rodillas, juntas o por separado, repetir el ejercicio varias veces, como si estuviera saltando. Tratar de hacer el ejercicio divertido agregando música o cantando al bebé, para que no tense las piernas.

Para que gatear no le sea un proceso tan complicado, se puede ir preparándolo desde los tres meses con un sencillo ejercicio:

  • Con el niño recostado de espaldas, al mismo tiempo flexionarle una pierna y extender el brazito contrario, es decir, si flexionamos la piernita derecha, extenderíamos el brazo izquierdo. Esto para simular el movimiento al gatear. Cambiar de pierna y brazo, repetir el ejercicio varias veces.

Existen varios ejercicios más que puedes hacer con tu bebé, pero recuerda que lo importante es no forzarlo nunca, y que no todos los bebés se desarrollan al mismo ritmo. Claro, que si puedes ayudarlo con este tipo de ejercicios de estimulación temprana, puedes lograr que las cosas sean más fáciles para todos, cuando el bebé comience a gatear y a caminar.

Datos vía: Puleva Salud

Foto vía: taller de carritos Bugaboo

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad