Saltar al contenido

Si tienes estos 5 síntomas, ¡debes dejar de beber vino!

El vino siempre se ha considerado un buen tipo de alcohol para nuestra salud, es especialmente beneficioso para la salud del corazón debido a sus antioxidantes. Bienvenido a una de las dietas más saludables del mundo: la mediterránea.

Sin embargo, consumir alcohol de cualquier tipo, incluido el vino, puede generar algunos efectos negativos en la salud humana debido a la forma en que el cuerpo reacciona a sus propiedades químicas y adictivas. Las bebidas alcohólicas contienen etanol, un compuesto químico orgánico hecho de materiales vegetales que se produce por la fermentación del azúcar. Se considera una droga psicoactiva (provoca alteraciones en la percepción del estado de ánimo, la conciencia, la cognición y el comportamiento), y también se utiliza como combustible para automóviles e incluso para algunos cohetes.

¿Cuáles son los mejores y los peores momentos para el alcohol y qué recomiendan los expertos?

Se permite disfrutar del alcohol de vez en cuando, pero si su cuerpo reacciona mental o físicamente mal al beber una copa de vino o cualquier otra bebida alcohólica, aquí hay algunas señales de advertencia que debe tener en cuenta.

Estás respirando con dificultad

El vino se considera un importante desencadenante del asma . El estudio concluyó que el 33% de los participantes experimentaron asma inducida por el alcohol, siendo el vino el desencadenante más común, con síntomas que iban de leves a moderados.

Aunque se necesita más investigación, los expertos especulan que el asma inducida por el vino puede ser provocada por los sulfitos en el vino, que se usan comúnmente como conservantes. El estudio también señala que los salicilatos, un marcador químico de las uvas y el vino, también pueden desempeñar un papel en los problemas asociados con las alergias al vino.

Tienes dolores de cabeza

Algunos consumidores tienen deficiencia de la enzima que descompone la histamina en el intestino delgado. La histamina es una sustancia bioquímica muy importante, que es necesaria para el funcionamiento eficiente del cuerpo. Ayuda al cuerpo a deshacerse de algo que le molesta, en este caso, un alérgeno. Si tienes alergia a algún alimento, la histamina te «avisará» y desencadenará una reacción alérgica. Algunos alimentos contienen naturalmente mayores cantidades de histamina, y se encuentra en la piel de las uvas y es más abundante en el vino tinto que en el blanco. El consumo de alcohol en realidad puede inhibir la enzima, lo que puede hacer que aumenten los niveles de histamina en la sangre, dilatando los vasos sanguíneos y causando dolores de cabeza.

Te sientes mareado

Es posible que lo hayas llamado «mareo» antes, pero eso es suficiente señal de advertencia para pensar dos veces antes de tomar otro sorbo. Ya hay muchas investigaciones que muestran que beber alcohol (no solo vino) puede causar mareos en cierto sentido, especialmente si ha bebido demasiado.

Los mareos pueden ocurrir de dos formas mientras se bebe: aturdimiento y vértigo. Si el alcohol te hace sentir enfermo y como si fueras a desmayarte (mareos) o si pierdes el equilibrio y sientes que el entorno se mueve a tu alrededor sin ningún movimiento real (vértigo).

Tu piel se pone roja

Se conoce como la reacción de enrojecimiento por alcohol y ocurre principalmente en la cara. Esto ocurre debido a la intolerancia al alcohol , lo que hace que las personas metabolicen el alcohol de manera menos eficiente. El enrojecimiento facial también puede ir acompañado de erupciones cutáneas, náuseas, presión arterial baja, exacerbación del asma y episodios de migraña. Incluso se asocia con un mayor riesgo de cáncer.

Eres adicto

Si constantemente tiene antojo de una copa de vino, puede ser el momento de hablar con su médico u otro profesional médico sobre la adicción.

La dependencia del alcohol se considera una condición médica crónica que incluye «un fuerte ansia de alcohol, consumo continuo a pesar de los repetidos problemas con la bebida y una incapacidad para controlar el consumo de alcohol».

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad